banner Acreditacion 2
escort bursa bursa escort

Dr TorresEl académico de la Facultad de Medicina ha participado como evaluador externo para diversos procesos de acreditación de universidades chilenas. En la séptima jornada plenaria del Proceso de Autoevaluación institucional, compartió su experiencia con los miembros de las Subcomisiones.

 

La Universidad ya comienza a prepararse para lo que será la visita de pares externos, programada para el próximo año, en el marco del Proceso de Autoevaluación que se desarrolla en nuestra Casa de Estudios. En ese marco, el Dr. César Torres compartió con las Subcomisiones de Autoevaluación la experiencia que ha generado tras cumplir esta función en los procesos de varias universidades nacionales.

“El informe tiene que ser veraz”, comenzó diciendo el académico. Esto porque lo primero que hace un examinador externo es revisar exhaustivamente el informe de autoevaluación institucional, entregado por las casas de estudios que están optando a la acreditación.

El segundo paso es revisar el plan de mejora que definen las instituciones en cada una de las áreas de acreditación, considerando que se hace mención a las fortalezas y debilidades de cada una. En base a esta información, el par externo redacta un informe escrito sobre cada uno de los aspectos comprometidos.

Luego, se analizan las áreas de acreditación que presentan las universidades, en nuestro caso, las cinco áreas comprometidas. Hay aspectos que se revisan con mayor atención, explica el académico, por ejemplo, la forma en que la universidad responde a la deserción de estudiantes. “La institución debe declarar una causa específica, fundamentada y descrita”, dice el especialista, agregando que cuando se hace el análisis del pregrado, se hace con respecto a las carreras en su conjunto, no el detalle de cada una.

En cuanto a la gestión institucional, habitualmente no reviste mayores complicaciones, pero hay que poner énfasis en la documentación, sugiere el Dr. Torres. “En general las universidades tienen bien estructuradas sus funciones, pero carecen de documentos sobre la creación y fundamentación de las estructuras y, sobre todo, de los mecanismos para evaluar el impacto que tienen las decisiones de la universidad en los distintos niveles. Cuando se crea algún mecanismo, generalmente no se evalúa rigurosamente si funciona correctamente o no. Eso es algo importante de considerar”.

En postgrado se observan fundamentalmente las acreditaciones. Si un programa de doctorado no está acreditado, el par evaluador pone atención en eso. La existencia del claustro también es fundamental. Los mismos criterios se aplican para las especializaciones del área médica.

En cuanto a la investigación, es bastante similar, aseveró el experto. Se considera la existencia formal de proyectos de investigación, sus avances, con informes entregados en tiempos y en formas apropiadas, con una curva creciente de proyectos, cuyo impacto se vea reflejado en las publicaciones.